Pocas cosas son tan determinantes en el mundo como la importancia del color en el diseño de una colección. De hecho, el 85% de los consumidores mencionan el color como el factor principal en su decisión de comprar un producto, y con la mayoría de compras virtuales, este efecto solo se amplifica. 

Colorido de la estampación textil: entre el sueño y la realidad

Estamos en un momento “intermedio” donde los colores funcionan en dos niveles diferentes, el virtual y el real. En nuestras paletas intentamos encontrar una nueva relación entre los dos, y como resultado hay una dualidad de colores. Esta relación entre ‘real’ e ‘irreal’ significa que el color adquiere nuevos valores y significados que nunca antes habíamos reconocido. 

Debido a que la tecnología nos permite experimentar un universo virtual, existe una influencia científica definida que es suficiente del color en este momento. Por ejemplo, los pasteles han mutado previamente de historias de flores dulces para actuar como moléculas y elementos que ayudan a colorear historias de dos formas a la vez: la forma más familiar y natural que refleja el mundo que conocemos, pero también una forma puramente química, que refleja los nuevos mundos con los que soñamos.

Las herramientas digitales que utilizamos para el diseño textil nos abren un abanico de posibilidades cromáticas prácticamente infinito. Incluso las tonalidades más emocionales se contagian de influencias puramente científicas. Tal es el caso de los románticos tonos pastel, claramente influidos por las estructuras moleculares imperceptibles a simple vista para el ojo humano.

Emoción y tecnología. Sueño y realidad. La comunión entre esos dos mundos aparentemente tan distintos es capaz de crear una simbiosis realmente única y llena de magia. No en vano, esa transición entre el colorido digital y en real nos permite enfocar la experiencia creativa desde nuevos ángulos cuajados de posibilidades.

Cada versión del color (la real y la irreal) aporta sus propios matices y mensajes. En consecuencia, la combinación de ambas facetas da como resultado un diseño textil sostenible, complejo y potente.

En resumen, tanto los colores reales como los virtuales juegan un papel clave en la estampación textil. Ciertamente, son el alma de las prendas y nos ayudan a expresar todo tipo de tendencias. Nuestras propuestas para 2023 ponen de manifiesto lo mucho que se puede expresar si se elige la tonalidad adecuada. ¿A que estás deseando descubrirlas?